Día: 12 noviembre 2013

«CAMBIA DE NOMBRE EL PENACHO DE MOCTEZUMA»

By Israel in Proximos Eventos on 12 noviembre, 2013

penacho-moctezuma

La polémica pieza, cuya devolución a México se ha exigido en diversas épocas, actualmente está bajo resguardo del Museo de Etnología de Viena

México.- La comisión binacional académica México-Austria, que estudió y restauró el llamado “Penacho de Moctezuma”, ha decidido renombrar este tesoro azteca como “Penacho del México Antiguo”, informó la mexicana María Olvido Moreno Guzmán, una de las integrantes del equipo multidisciplinario.

Según lo publicado por el portal Sin embargo, Moreno afirmó: “El Penacho de Moctezuma. Restauraciones de los siglos XIX y XX” que la razón para renombrar el tocado de plumas es que “científicamente no está comprobado que el penacho perteneció a Moctezuma II (1466-1520), aunque tampoco se puede negar”.

La polémica pieza, cuya devolución a México se ha exigido en diversas épocas, actualmente está bajo resguardo del Museo de Etnología de Viena, cerrado en estos días.

La especialista en arte plumario del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) dijo que una vez el recinto abra sus puertas la exhibirá con el nuevo título.

“El nombre de ‘Penacho del México Antiguo’ revalora el arte plumario, una técnica magistral del mundo prehispánico en cuanto a técnica y orfebrería”, prosiguió la restauradora.

Entre enero de 2010 y noviembre de 2012, un grupo de especialistas mexicanos y austríacos analizó y restauró el penacho, manufacturado en el siglo XVI en Tenochtitlán, la antigua capital del imperio azteca.

Según las crónicas de Fray Bernardino de Sahagún, el ornamento de plumas de aves como quetzal, guacamaya y posiblemente águila, más de mil piezas de oro y textiles, fue un regalo del emperador Moctezuma Xocoyotzin o II a Carlos I, rey de España.

Los escritos son los únicos testimonios que indican el origen de la pieza de 1,80 metros de alto por 1,30 de largo; sin embargo, investigaciones indican que originalmente era más grande, ya que fue cortada y fumigada con arsénico en 1878, lo que la salvó de perecer por los insectos.

La última iniciativa para devolverlo a su país de origen fue propuesta en Austria por Xokonoschtletl Gomora, indígena mexicano que lleva luchando más de 30 años con ese fin.

Hoy en día, el tema está en manos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, que vislumbra la posibilidad de tenerlo como un préstamo.

Aunque los últimos análisis no indican a quién perteneció, sí permitieron conocer nuevos aspectos de su elaboración y de su historia pos colonial, como el hecho de que fue sometido a diversos procesos de restauración, uno en el siglo XIX y varios en el siglo XX, pero solo dos documentados.

De México, el penacho fue a España en el siglo XVI. No se sabe cómo, de allí pasó en el siglo XIX a la corte austriaca y desde 1889 el público ha podido apreciarlo primero en el Museo de Historia Natural y luego en el Etnológico de Viena. En la Segunda Guerra Mundial fue resguardado en un búnker.

La intención del proyecto bilateral académico, encabezado por María Olvido, del INAH, y Ruth Melanie Korn, del Museo Etnológico de Viena, era someterlo a un proceso perdurable de conservación, así como romper mitos.

“El penacho no es una corona, estandarte, delantal ni capa. Es un quetzalapanecayotl, es decir, un penacho de plumas de quetzal, solo portado por grandes guerreros o gobernantes”.

 http://www.youtube.com/watch?v=1nlu3gMhrMw